domingo, 23 de junio de 2013

Las joyas del prerromanico asturiano cumplen años

Están ahí presidiendo la falda del Naranco, en Oviedo  y sin ninguna cortapisa para contemplarlos e incluso tocarlos, una cercanía que a veces empaña lo excepcional de su presencia. No solo por su singularidad monumental y artística, sino porque los dos han sobrevivido desde su construcción en el año 848. Han sorteado algún derrumbe, la instalación de añadidos a la estructura original y la guerra civil española, que devastó la ciudad sin apenas desperfectos en ellos. 
Son las joyas del prerrománico asturiano y quizás los monumentos más importantes que se conservan del arte altomedieval europeo: Santa María del Naranco y San Miguel de Lillo, declarado Monumento Nacional en 1885 y como Patrimonio Mundial de la Humanidad por la UNESCO, inscrito con otros monumentos prerrománicos asturianos con el nombre de "Iglesias del Reino de Asturias", en 1985.
Santa Maria del Naranco
Santa Maria del Naranco Es un  palacio, construido por Ramiro I junto con San Miguel de Lillo y posiblemente Santa Cristina de Lena en los 8 años que duró su reinado (842-850), es desde nuestro punto de vista el monumento más importante que se conserva del arte altomedieval europeo, tanto por su valor intrínseco como por ser un compendio de las mejores técnicas constructivas que provienen de los periodos anteriores y, sobre todo, por los caminos que abría hacia todo el arte posterior.La teoría más extendida cuenta que era un complejo de recreo, en el que el primero fue concebido como un palacio de caza, como un edificio civil. Algunos historiadores sostienen que la intención de Ramiro I era establecer su corte de manera estable en las faldas del Naranco, durante el breve tiempo que duró la lucha con Nepociano por el trono.
San Miguel de Lillo

Según indican todas las crónicas de la época, Ramiro I ordenó construir esta iglesia, situada a 300 pasos del palacio que hoy llamamos Santa María, como parte de la residencia de reposo que creó en la falda sur del monte Naranco. Todas sus características indican que la encargó al mismo arquitecto y que éste utilizó el mismo taller. 
San Miguel de Lillo: Perspectiva axonométrica de su reconstrucción según L. Arias PáramoDesgraciadamente sólo ha llegado hasta nosotros una tercera parte de la construcción original, ya que toda la cabecera y parte de las naves se derrumbaron, posiblemente en el siglo XI, al parecer debido a un desplazamiento de tierras motivado por un arroyo cercano. En la actualidad, después de las excavaciones que se efectuaron a lo largo del siglo pasado, conocemos no sólo la parte que aún subsiste, sino también toda su planta original.


OTRA INFORMACIÓN DE INTERÉS
Forma de Acceso: Subir desde el centro de Oviedo al monte Naranco por Padre Vinjoy, Hermanos Menéndez Pidal, Teniente Coronel Teijeiro y Ramiro I desde la Plaza de Paz y seguir los indicadores.
Coordenadas GPS: 43º 22' 49,20"N 5º 52' 6,17"W. 
Teléfono de Información:
 Párroco: 985 212 660 (D. José Luis Pascual Arias). Para visitas guiadas: 638 260 163
Horario de visitas: La última visita comienza siempre media hora antes del cierre.
1 de Octubre a 31 de Marzo: martes a sábado: 10 a 13h y 15 a 17h. Domingos y lunes: 10 a 13h.
1 de Abril a 30 de Septiembre: martes a sábado: 9h30 a 13h30 y 15h30 a 19h30. Domingos y lunes: 9h30 a 13h30.


Video de visita guiada al interior de Santa Maria del Naranco




.
Publicar un comentario